Blog

[spb_text_block pb_margin_bottom="no" pb_border_bottom="no" width="1/1" el_position="first last"] El problema más frecuente al momento de colocar implantes dentales en la zona frontal de la boca es la falta de hueso, ya que después de la extracción dental suele haber reabsorción ósea, las cuales son más acentuadas en la zona frontal de los dientes superiores

[spb_text_block pb_margin_bottom="no" pb_border_bottom="no" width="1/1" el_position="first last"]

Brackets de autoligado. Brackets Damon

Existen diferentes sistemas de brackets de autoligado y muchas “marcas” comerciales.   Los sistemas de autoligado tienen en común que no necesitan gomitas o ligaduras metálicas  para sujetar el arco al bracket. Uno de los  sistemas de autoligado más conocidos debido la extensa labor de marketing dirigida al público general realizada por la compañía , es el de Damon ®, pero existen muchos otros: Smart Clip  ®, In-Ovation ®..etc. 

[spb_text_block pb_margin_bottom="no" pb_border_bottom="no" width="1/1" el_position="first last"]

Implante-inmediato-5

La colocación de un implante inmediato post-extracción es una situación con un resultado funcional muy bueno, pero con un resultado estético algo impredecible, sobre todo a largo plazo. Tras la extracción dental se produce una reabsorción de la cortical ósea externa, sobre todo de la cortical vestibular (frontal) tanto en grosor como en altura, lo cual da también como resultado una disminución en grosor y altura del contorno de los tejidos blandos.

Estudios en animales y humanos han determinado que la remodelación del hueso tras la extracción no se ve modificada por la colocación de un implante.  Es por eso que el implante inmediato implica un riesgo estético ya que en estudios controlados con pacientes se ha observado como media una recesión del margen gingival central mayor de 1 mm o de entre 10-35 % de la longitud de la corona en pacientes tratados con esta modalidad.

Implante-inmediato-4

Sin embargo, el implante inmediato tiene la ventaja de una mejor conservación de las papilas gingivales (triángulos de encía entre diente y diente), ya que si no se levanta la encía para colocar el implante, la papila se conservará mejor que si se coloca el implante en un protocolo diferido (levantanto la encía).

La colocación del implante inmediato desde un punto de vista tridimensional es más difícil que la colocación convencional, ya que se debe hacer la preparación en la pared palatina del alveolo post-extracción que es una superficie inclinada y el espacio que queda entre el implante y la pared vestibular del hueso debe rellenarse con material de injerto óseo (ya sea autógeno o xenoinjerto) para asegurar la cobertura ósea completa del implante tras la cicatrización.

Implante-inmediato-3

Implante-inmediato-2

Tras la colocación del implante inmediato usualmente se coloca una corona provisional que permitirá una estética adecuada el mismo día, pero que no deberá ser sometida a cargas funcionales (morder alimentos sólidos). Esta corona tras permanecer un tiempo mínimo de 3 meses deberá cambiarse por una corona definitiva.

La función de la corona inmediata además de la obvia función estética, es contribuir al sellado del alveolo, así como proporcionar soporte a la encía evitando su colapso.

Implante-inmediato-1

Los implantes inmediatos pueden usarse solamente en casos en que no hay una infección activa y cuando hay integridad de las paredes del alveolo, sobre todo de la pared vestibular que es la más crítica y la que sufre mayor reabsorción tras la extracción.