¿Cepillo de dientes o hilo dental? Aquí te lo contamos

Cepillo de dientes o hilo dental

¿Cepillo de dientes o hilo dental? Aquí te lo contamos

Mantener una buena higiene bucal es la mejor manera de lucir unos dientes bonitos y prevenir la aparición de caries y enfermedades como la gingivitis o periodontitis.

Una higiene bucal básica implica principalmente utilizar el cepillo de dientes y el hilo dental a diario, llevar una dieta saludable sin exceso de azúcares y visitar al odontólogo con frecuencia para realizar controles y limpiezas.

Tanto el cepillo de dientes como el hilo dental son accesorios importantes para garantizar que los dientes y encías estén sanos.

En este artículo nuestros explicamos la importancia de utilizar ambos, cuál debe usarse primero y algunas recomendaciones para llevar a cabo una buena higiene bucal que nos permita mantener dientes y encías saludables.

Cepillo de dientes vs. Hilo dental

Cepillarse los dientes es indispensable para eliminar la placa y las partículas de alimentos en las superficies expuestas de los dientes. Mientras que utilizar el hilo dental ayuda eliminar las bacterias dañinas atrapadas entre los dientes y a lo largo de la línea de las encías, áreas donde las cerdas del cepillo de dientes no pueden llegar.

Es importante saber que, si no se eliminan, las partículas de los alimentos y las bacterias formarán una placa que puede calcificarse, convertirse en sarro y provocar periodontitis.

Por lo tanto, tanto el cepillo de dientes como el hilo dental son importantes y deben usarse correctamente, ya que cada uno cumple con una función específica y ayuda a mantener una buena higiene bucal.

¿Qué usar primero: el cepillo de dientes o el hilo dental?  

Debemos  cepillarnos primero asegurándonos de usar un cepillo de cerdas no excesivamente duras y   una pasta dental adecuada a nuestras necesidades (las hay con diferentes concentraciones de flúor según la edad, específicas para problemas periodontales o de sensibilidad, con agentes blanqueadores, y por supuesto con diferentes sabores.

Es importante dedicarle suficiente tiempo y atención, cuidando de llegar a todas las caras de cada uno de los dientes y muelas. Para ello es útil seguir siempre un orden, por ejemplo empezar por la parte superior derecha y seguir en sentido de las agujas del reloj pasando primero por la cara externa, después por la interna y por último por la superficie oclusal  (la parte del diente con la que masticamos).

Una vez completado este proceso debemos pasar al hilo dental. Se corta un trozo suficientemente largo para enrollarlo en un dedo de cada mano y se pasa entre cada uno de los dientes o muelas, llegando hasta la encía y arrastrando la placa hacia abajo en la parte de arriba y hacia arriba en la parte de abajo. Esto no sólo limpia esa zona a la que no podemos acceder con el cepillo, sino que también   provee de flúor a los dientes.

Por último no hay que olvidar cepillar la lengua, donde también se depositan suciedad  y bacterias, lo que a menudo provoca mal aliento.

La última fase sería la del enjuague, con agua o con algún colutorio (de nuevo, los hay de diferentes tipos según las necesidades), el cual debe ser vigoroso y realizarse en repetidas ocasiones. Los irrigadores (propulsores de agua a presión) también resultan muy útiles al permitirnos arrastrar placa de zonas de difícil acceso, sobretodo cuando se és portador de ortodoncia o prótesis.

En los casos en los que existen pequeños huecos entre los dientes, los cepillos interproximales (los hay de diferentes tamaños) permiten la higiene en esas zonas.

Recomendaciones para el uso del cepillo de dientes y el hilo dental

  • Utiliza el hilo dental al menos una vez al día, ya sea por la mañana o por la noche para evitar el desarrollo de caries, sarro y periodontitis.
  • Utiliza el cepillo de dientes al menos dos veces al día, por la mañana (después del desayuno) y por la noche (antes de dormir). Lo ideal es lavarse los dientes después de cada comida.
  • Utiliza un cepillo de dientes con cerdas suaves y un cabezal lo suficientemente pequeño para llegar a todas las partes de la boca. Asegúrate de reemplazarlo cada tres o cuatro meses.
  • Cepillarse la lengua ayuda a eliminar la placa, lo que puede causar mal aliento y  la aparición de bacterias.

 

La mayoría de los pacientes aseguran a su dentista que utilizan el hilo dental todos los días pero, según diversos estudios, solo un 15% dice la verdad. ¡Cuida tu higiene bucal, tus encías, muelas, dientes y, sobre todo, tu sonrisa, te lo agradecerán!

Clínica Dental Ortoperio
Clínica Dental Ortoperio
info@ortoperio.net

Somos una Clínica Dental en Murcia especializada y con dedicación exclusiva a: Ortodoncia, Periodoncia, Implantes y Estética dental. Somos pioneros en la incorporación de nuevas técnicas cómo la Ortodoncia Lingual, la Ortodoncia osteogénicamente acelerada, regeneración periodontal e injertos de hueso. Compromiso Ortoperio Nuestra filosofía de trabajo se resume en estos puntos Especialización y formación continuada: Somos especialistas y nos mantenemos al día en los últimos avances tecnológicos Trabajo en equipo: colaboramos con otros profesionales siempre que sea necesario para obtener el mejor resultado posible. A tu medida: tratamientos que se adaptan a ti. Nosotros te informamos y te explicamos las alternativas de tratamiento: tú eliges en función de tus prioridades y tu presupuesto. Información: hablamos claro, te informamos del problema y las posibles soluciones. Puntualidad: nos esforzamos mucho en no hacerte perder el tiempo. Para ello tu ayuda es fundamental. ¿Difícil?: Nos gustan los retos. Tenemos la formación y la experiencia para afrontarlos.