Agenesia Dental

Agenesia Dental

La Agenesia Dental hace referencia a una patología congénita que consiste en la falta de  uno o más dientes en la dentición temporal (dientes de leche) o permanente de forma que una o más piezas no están presentes porque no se han formado.

Causa:

  • Alteración durante el proceso de formación de la lámina dentaria que comienza entre el quinto mes de vida intrauterina y el nacimiento.
  • Suele ser hereditario

Agenesia Dental 0Diagnóstico:

  • Para detectar este problema es necesario realizar una radiografía panorámica u ortopantomografía que confirme que el diente ausente en boca no está tampoco en el hueso.
  • A menudo su hallazgo es casual, al realizar una radiografía de control, sobre todo en niños o adolescentes que aún no han completado el recambio dentario, y pueden tener toda su dentición temporal de modo que no hay motivos para sospechar la falta de ningún diente.
  • Los dientes más frecuentemente afectados: incisivos, premolares y muelas del juicio.
  • Su prevalencia oscila entre el 1% y 3% de la población.
  • En ocasiones se asocia a otras alteraciones de erucpción (malposición de los caninos) o formación dentaria, (por ejemplo incisivos laterales mircrodónticos -más pequeños de lo normal- o con forma alterada –conoides-)

Problemas que puede causar: 

  • Si la pieza que falta es una muela del juicio, no suele tener repercusiones, de hecho estas piezas a menudo no disponen de espacio suficiente para erupcionar correctamente y deben ser extraídas.
  • En cambio, si la agenesia dental afecta a cualquier otra pieza quedará un hueco en la arcada, lo que puede dar lugar al movimiento de otras piezas dentarías e impedir una correcta oclusión (mordida).

Agenesia Dental 1Tratamiento: 

  • Si la agenesia afecta a una pieza de la dentición permanente distinta de la muela del juicio, hay que valorar si es necesario  reponer la pieza que falta, para lo cual el tratamiento ideal suele ser colocar un implante dental. A menudo es necesario realizar un tratamiento de ortodoncia, bien para recolocar correctamente la mordida, para crear suficiente espacio para colocar el implante, o incluso para evitar la colocación del implante cerrando el espacio.
  • Si se trata de un niño o adolescente que aún conserva la pieza temporal, normalmente conviene mantener esta todo el tiempo posible para preservar el espacio y permitir el correcto desarrollo del hueso alveolar, ya que los implantes solo se pueden colocar cuando ha finalizado el crecimiento.
  • En ocasiones estas piezas temporales pueden “anquilosarse”, un proceso por el cual el diente se “fusiona con el hueso” inhibiendo el crecimiento normal del mismo, de forma que quedan en “infraoclusión” es decir, hundidos respecto a los dientes adyacentes. En estos casos hay que valorar  de forma individual cual es la mejor pauta de actuación, si mantener o quitar la pieza temporal.

 

En todos los casos es imprescindible consultar con su dentista de confianza para realizar un correcto diagnostico y plan de tratamiento individualizado a las características y situación particular de cada paciente.

 

Tratamientos Relacionados:

Implantología estética
Implantes inmediatos (Implantes en un día)
click360
pablo@clickonline360.com