Halitosis

Halitosis

La causa principal del mal aliento es la putrefacción bacteriana de las sustancias químicas presentes en la boca. Podemos dividir la halitosis en dos grupos principales: las halitosis transitorias (cualquiera puede padecer mal aliento tras haber ingerido ciertos alimentoscomo el ajo, la cebolla y algunas comidas especiadas) que son en cierto modo un fenómeno normal, y las halitosis crónicas, que pueden deberse a muy distintas causas que conviene controlar.
La halitosis es un problema de salud que afecta con mayor o menor intensidad en algún momento de la vida al 50% de la población.
La mala higiene bucal suele ser la causa más habitual del mal aliento, en estos casos una simple modificación de los hábitos higiénicos que incluya un cepillado de dientes regular tras las comidas principales, el uso del hilo dental y al menos una vista anual al dentista para realizar una revisión y una higiene más profunda de la boca, pueden ayudar a muchas personas a resolver el problema del mal aliento. También pueden ser de utilidad el uso de cepillos específicos para la limpieza de la lengua.
Ciertas enfermedades pueden causar el mal aliento crónico, produciendo cada una de ellas un olor característico. Las patologías dentales, la diabetes, la anorexia, la sinusitis, la faringitis y ciertas enfermedades estomacales son causas comunes de mal aliento. También puede provocar mal aliento el uso de ciertos medicamentos como los antihistamínicos o los antidepresivos y el uso de prótesis dentales inadecuadas.
Otra causa importante del mal aliento es la sequedad de la boca. Los pacientes con boca seca crónica sufren casi siempre de halitosis y en general cualquier circunstancia que provoque una escasez de saliva o sequedad bucal puede producirnos mal aliento. Por este motivo es muy frecuente el mal aliento matinal, dado que durante la noche se produce menos saliva; también el mal aliento en épocas de estrés, o en personas que respiran habitualmente por la boca, o en fumadores. Una función salival debilitada perjudica también la salud de las encías y nos hace más propensos a padecer enfermedades periodontales. En algunos casos la masticación de ciertos tipos de chicles puede ayudar a restablecer una mejor función salival y evitar los problemas de la boca seca.
En la consulta dental hay que destacar la labor de las higienistas dentales puesto que es muy interesante para resolver este problema, dado que ellas están capacitadas para explicar a los pacientes la manera correcta de limpiarse la boca y cómo ciertos hábitos sencillos pueden ayudar a todo el mundo a mejorar no solamente la salud dental sino la salud general

click360
pablo@clickonline360.com